UNA MEDITACIÓN NECESARIA. Por Raúl Fernández Rivero

Si Ud. se sienta, tranquilamente, calmado, en su sillón favorito y se traslada en el tiempo a sólo 2 meses atrás, a los días 22 al 25 de Diciembre pasado….. ¿Que recuerda?  Pues un Maduro prepotente y un Cabello vociferante que repetían “la oposición se disolvió”, “están enfrascados en una pelea constante entre ellos” “nuestra revolución triunfante avanza sin detenerse”….Maduro bailaba, repartía “perniles”–que no alcanzaban para todos los carnets de la Patria ni  todos los apuntados a las caja CLAP, ni siquiera dividiéndolos en tres irregulares pedazos– y repetía furibundo “Cumplí mi promesa todos tiene pernil”.

Paralelamente a estas manifestaciones triunfales de los “gerifaltes“ revolucionarios, la situación sanitaria se complicaba en todo el país con protestas de las enfermeras y médicos y el cierre del Hospital de Coche, por carecer de adecuadas condiciones para trabajar, incluso de energía eléctrica y
el precio de los medicamentos disponibles en farmacia superaba  con creces el monto de un salario mínimo y los alimentos se colocaban  en competencia feroz, desatada por la inflación que, cual taladro invisible, agujerea los bolsillos de los trabajadores.

Medita ¿tienes la imagen de aquellos días? Los rojos “enchufados” (1) daban fiestas millonarias, bailes de 15 años de proyección saudita y comelatas increíbles. ¿Recuerdas como los jefazos del PSUV se consideraban inamovibles y poderosos, a pesar de que la producción petrolera ha caído a
850,000 barriles?

¿Estás concentrado? Bien, pocos días después el 5 de Enero se reunió la Asamblea Nacional, libre y legalmente electa por el pueblo y en unánime votación  eligieron al representante de Voluntad Popular, Diputado Juan Guaidó. Un joven, casi desconocido para la mayoría de los Opositores, pero que asume dado que Leopoldo López está en reclusión domiciliaria y Vecchio su segundo está exiliado. No hubo división de la oposición, ni estaba disuelta.

El día 10 un Maduro, igual de prepotente, dice asumir la presidencia resultado de una elección poco concurrida, pero muy señalada por la prisión de líderes opositores, el exilio obligatorio de otros o la prohibición “judicial” a ejercer cargos políticos a otros. Las condiciones generales de la misma fueron rechazadas por la oposición y veedores internacionales dudaron de su legalidad.

El nuevo presidente de la A.N., Guaidó, declara la asunción de Maduro inválida y convoca a una marcha y concentración el 23 de Enero, día que se conmemora el derrocamiento del dictador Pérez Jiménez. Ese día la repuesta fue contundente, cientos de miles se reunieron en una enorme marcha y concentración y allí, señalando el texto Constitucional, el joven Guaidó se juramenta ante el pueblo reunido, como presidente encargado provisional ante la falta absoluta de presidente.

Un mes había pasado del día que nos sentamos a recordar, solo un mes y en los siguientes días se le acabó la fiesta decembrina al tal Maduro. ¿Lo recuerda Ud. sonriente y presuntuoso el 23 de Dic? ¡Pues se le acabó la celebración¡¡¡¡ Más de 50 Países lo desoncen y hasta la UE y la Unidad Africana le piden haga elecciones certificables y con veedores internacionales.

Lo que no ha cedido es la presión de sus amigos cubanos,  que saben que la salida de Maduro significa caer de nuevo en un fuerte período especial. Ni de vaina lo dejaran salir de allí, ellos viven de la sangre de Venezuela.

Pero acérquese en su recordación y meditación, a los actuales días. A una velocidad sorprendente las sanciones lleven sobre el prepotente gordo bigotudo. Se acabó el plan de toma del poder total por parte de los marxistas, bueno no sé si son marxistas o narcotraficantes, o corruptos despiadados. O quizás las tres cosas. Lo cierto es que ya no tiene proyecto, todo parce desparecer frente a sus ojos y en unos 60 días los tenebrosos planes desaparecieron y el gordo bigotudo anda pidiendo cacao a Rusia y China, que no se lo dan y se encierra tras sus fronteras después de quemar un camión con ayuda humanitaria, y recibir la triste noticia que unos 170 uniformados han abandonado sus puestos y se han pasado a Colombia.

Hace 60 días Ud. se preguntaba ¿cómo salimos de esto?  Pues sí, hay un plan y sobre Maduro se desplazan la sombra de más sanciones, incluso de la Corte Penal Internacional. El bigotudo ha violado el acuerdo de Roma. Ha cerrado las fronteras terrestres, aéreas y marítimas. ¿Cómo piensa vivir?

Son sólo dos meses amigos y hay un plan.

Han pasado 20 años de que los venezolanos eligieron un golpista como presidente.

Un error que trajo estos lamentos.

Es de tal magnitud lo sucedido, que hoy me pregunto en dónde están los millones que votaron por un militar que dirigió un asalto sangriento al poder, que dirigió un ataque a la Residencia Personal del Jefe de Estado electo democráticamente  y donde sólo estaban su esposa, sus hijas y sus nietos.

Sólo hace dos meses que Guaidó está liderando una oposición unida, que respalda el plan conjunto y que actúa con un solo vocero. Exactamente lo que todos pedían, ¿No le parece que vamos bien?

Entonces démosle tiempo de acción a quien tiene a Maduro cercado en Miraflores.

(1) Enchufado Militar o civil que se apropia de bienes del Estado o actúa como intermediario en operaciones corruptas y se establece. con fondos ilegales, al amparo del estado como “empresario”.

Deja un comentario