Sobre el periodista uruguayo, residente en Cuba, Fernando Ravsberg

Sobre el periodista uruguayo, residente en Cuba, Fernando Ravsberg, el retiro de su credencial como periodista extranjero y la defensa del tal Silvio.
por Raúl Fernández Rivero

El Sr. Ravsberg, está casado con una cubana y de acuerdo a las leyes cubanas-que no implican su estricto cumplimiento- puede solicitar su documentación como residente y quedar legalmente en Cuba. El Estado Cubano señala que el periódico español Público, para el que trabajaba y le reconocía su carácter de reportero in situ en Cuba, suspendió su contrato, por consiguiente le retiran su situación de residente, que estaba basada en su trabajo, en el antes mencionado periódico español.

Fernando Ravsberg, periodista uruguayo que trabajaba para periódico español

Silvio Rodríguez, -que está, pero a veces dice no estar, más siempre se queda- es decir que vive en una, muy bien asegurada cuerda floja, en el exterior, cobrando en divisas y sin pagarle impuestos a Cuba, pero ante todo elogiando a Fidel y a su hermanísimo y cualquier tema que le convenga de acuerdo al momento, se puso bravo y reclamó que le hubieran suspendido, a Ravsberg, su credencial como periodista, alegando que fue debido a un artículo de éste “señor” Ravsberg, donde criticó lo relativo a la seguridad aérea en ocasión del tan mentado desastre de un avión en La Habana.

Pero lo cierto es que Ravsberg perdió su credencial al suspender el periódico extranjero su contrato. Eso independiente de que al Partido Comunista Cubano, no le gustara su crítica.

Otras veces el “señor” antes mencionado ha efectuado críticas veladas -y tal vez alguna sin el velo-, a la desastrosa, inapropiada y criminal, administración del PCC en la caribeña isla con forma de caimán. Pero, lo cierto es que siempre ha defendido al Gobierno marxista leninista Cubano, lo cierto e indiscutible es que ha sido un fuerte crítico del valeroso periodismo independiente en Cuba, que ha defendido por 30 años al régimen cruel, despiadado e intolerante que ha gobernado Cuba por 60 años. Qué jamás ha criticado los desmanes, la violación de los DD.HH ni la innegable tiránica acción del Fidelismo.

Este “señor” ha usado su condición de corresponsal para defender lo indefendible, y no puede esperar que ahora, cuando le cobran -si éste fuera el caso- su falta de “solidaridad” con los asesinos, lo traten con guantes de seda. ¿No ha sido por 30 años más que un vocero favorable a los que fusilaron a cientos de miles de cubanos, a los que mantienen cárceles inhumanas y violan todos los derechos a la libre expresión?
¿Qué esperaba el inefable “señor” Ravsberg? ¿Qué Díaz-Canel le diera un explicación exhaustiva y personal, de cómo el bloqueo impide comprar piezas de repuesto? ¿O tal vez le llamara para decirle que el avión no era cubano sino mexicano?

Excusas siempre hay en Cuba. Llevan 60 años tratando de explicar el desastre inigualable, que ha convertido a uno de los países de América como más posibilidades de alcanzar un grado de progreso satisfactorio a sus habitantes, en el ejemplo vivo de lo que no se debe hacer para progresar.
Y “señor” Ravsberg, Ud. ha sido uno de los propagadores de esas excusas, de muy poca credibilidad, durante 30 años.

Silvio Rodríguez trovador cubano, que reside en el extranjero

Y Silvio, sigue cantando tus loas al marxismo, pero asume una posición o estás o no estás, porque te vas a caer de la cuerda floja y te darás un fuerte golpe.

Con los comunistas no se puede vivir un rato de un lado y otro del opuesto.

En la música, como en cualquier manifestación artística comprometida, y Ud. amigo Silvio se llama a sí mismo, “cantautor comprometido”,  hay que definir bien claro con qué o quién es el compromiso.

 

Deja un comentario