¿QUE SABE USTED DE LA COMPOSICIÓN DE LA “ASAMBLEA NACIONAL DE CUBA”?

En Cuba los escasos Medios de Comunicación, dedican buena parte de sus titulares a referirse a la próxima Elección de la Asamblea Nacional, ente oficial Legislativo del Estado Cubano.  Montesquieu propuso, en su libro El Espíritu de las Leyes, que era necesario que las funciones del Estado se dividirán y separarán entre distintos poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), para que mediante el consenso y entre la diversidad de ideas o propuestas de los poderes públicos, el poder se autocontrole, a fin de evitar la tiranía.

El poder legislativo se ejerce por personas con determinadas cualidades, que son electas por los ciudadanos de una nación.  Es difícil hoy en día encontrar Órganos Legislativos, nombrados por un sector particular de la sociedad civil o por otro poder público electo o no, que pudiera ser civil o militar. Estos, los militares, al frente de tiranías, han nombrado en nuestra América, varias veces, parlamentos a su gusto y estilo.

Un verdadero poder legislativo, llamado Congreso o Asamblea, es electo por todos los ciudadanos, escogiendo entre aquellos, un selecto grupo con condiciones estrictas, como estar alfabetizado o con un nivel de estudios señalado y tener una edad mínima estipulada. No poseer antecedentes penales, ni estar invalidado por una autoridad Judicial reconocida en el Estado para ejercer en los ámbitos públicos.

Las funciones del Poder Legislativo se pueden resumir en tres principales:

1°.-De representación. 2°.-Legislativa 3°.-De control

Lo primero que encontramos al estudiar la Asamblea que se elegirá en Cuba el mes próximo, es que no realiza ninguna de estas tres funciones. No legisla nada, solo aprueba en dos períodos, lo que recibe como instrucciones del Consejo de Estado dirigido por el Partido Comunista, Y el Reglamento de la Asamblea dice textualmente:

ARTÍCULO N°. 1.  De acuerdo con lo establecido en el Artículo 5 de la Constitución de la República, el Partido Comunista de Cuba martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista. (2)

Por tanto todas las funciones de la Asamblea quedan regidas por este principio, que es superior  a toda otra disposición que se pueda pensar.

Así pues legislan lo que se les “proponga” y “someta” a aprobación, por el Consejo de Estado que dirige en la práctica el Comité Central del Partido, a través de su Buró Político.

Pero a los fines propuestos revisemos en que consiste la función de representación:

1) Función de Representación: Es la principal función del poder legislativo pues  por medio del voto directo elegimos a un representante de nuestro distrito electoral local, y/o Estadal o Federal, que estará encargado de plantear nuestros intereses ante el Congreso o Asamblea Nacional del Estado y las asambleas Locales. (1)

Los postulantes a ser Asambleístas y por tanto legisladores, en una democracia son propuestos por diferentes partidos políticos o instituciones de la Sociedad Civil, incluso pueden postularse por su propia iniciativa.  Y son los ciudadanos los que los escogen en votación libre y secreta.

Esta Asamblea Nacional del Poder Popular Cubano que, por concepto, debería ser el órgano nacional para para aprobar y formular leyes, revisar presupuestos, establecer comisiones que analicen asuntos de principal importancia para el país y de la cual salgan leyes o indicaciones al ejecutivo, no realiza ninguna de estas funciones, solo elige el Consejo de Estado, que quedará formado por los que ha escogido el Partido como los funcionarios “electos”, incluido el presidente del Consejo de Estado y los miembros de los Poderes Judicial, Electoral y Contralor.

En las elecciones  ha celebrase hay un detalle importante a saber: se cuenta con el mismo número de candidatos que de puestos a ocupar.

Solo un candidato por  circunscripción y estos candidatos son escogidos por votación a mano alzada. Quien se postule debe ser aprobado por los agentes que vigilan la escogencia. Nada de planchas o de lista de posibles candidatos, en cada circunscripción se reúnen los vecinos y a propuesta de alguien del “poder popular” eligen  levantando la mano, con mayor o menor entusiasmo, al escogido como candidato por esa circunscripción. Nada de votos secretos en una urna. Eso es muy peligroso para el Grupo en el Poder, pudiera escogerse como candidato a un sujeto de diversa posición ideológica o política.

Es muy  posible que no sean todos miembros del Partido Comunista -el único que existe en el País- que tiene solo unos 700,000 afiliados. Pero sí, alguien que cuente con su aprobación dentro de la estructura

La elección es de Segundo Grado. Los ciudadanos, bajo control de los agentes del Estado, escogen a sus representantes, no en voto secreto, sino público y los así escogidos, a su vez eligen a todos los miembros del Consejo de Estado  y por propuesta del Presidente de este organismo, a los ministros y demás personeros de los poderes públicos. No elige el pueblo directamente a su presidente ni a los demás miembros del Consejo de Estado

Veamos ahora un resumen de quienes son los escogidos. Analice lo siguiente:

“Un dato contemplado es la diversificación y complejidad de los sujetos que van definiendo la estructura socio económica y política cubana, resultante del proceso de reformas que vive el país. El sector productivo es más amplio y devela diferencias clasistas. La sociedad civil se ensancha y adquiere mayor variedad sectorial, temática y organizativa. Las representaciones ideológicas de la nación, aun solo en su perspectiva socialista, muestra variedad de enfoques, propuestas y manifestaciones.”

“Esos elementos refuerzan la necesidad de mayor rigor para proponer a quienes representan la soberanía popular en la Asamblea Nacional, que también se manifiesta en la equidad de género, raza, territorio y edad. Aspectos que, en su justa atención, no diluyen ni niegan la diversidad antes referida”.

“El análisis revela que los trabajadores por cuenta propia, quienes suman más de medio millón de personas en todo el país, solo se representan en tres personas. Algo similar ocurre con el sector cooperativo,  en el cual no aparece representación de los “cooperativistas no agropecuarios”. En el caso del sector estatal hay una sobrerrepresentación proporcional de los directores, en relación con trabajadores directos a la producción, y de las grandes entidades empresariales respecto a las unidades de base”.

“Es notoria la sobrerrepresentación del grupo social dirigente, no solo como dato general, sino como tendencia en los sectores que componen la candidatura. Solo el ámbito de gobierno, que en el análisis incluye desde el Consejo de Ministros hasta la dirección de unidades de servicio (como hospitales, universidades, medios de comunicación, escuelas, museos y otros), ocupa un tercio de la representación total. Dentro de este ámbito, las personas vinculadas directamente a la prestación de servicios son menos de un cuarto del total. Algo similar ocurre con los representantes de instituciones de investigación y con los miembros directivos del sistema del poder popular.”

“La sobrerrepresentación del sector dirigente se hace más notoria en el hecho de que algunas personas ostentan cargos de primer nivel en varias instituciones; mientras que otras ocupan dos espacios al interior del sistema del Poder Popular. De las instancias del Consejo de Estado, el Consejo de Ministros y el Buró Político: 14 personas son miembros de dos de ellas, y 4 de las tres. De igual manera, los 16 secretarios generales del Partido Comunista (PCC) a nivel provincial y del Municipio Especial Isla de la Juventud son candidatos; así como los 16 presidentes provinciales del Poder Popular y la presidenta municipal de la Isla de la Juventud. Súmele que 30 personas con cargos principales de gobierno (ministros, presidentes o directores) son parte de la candidatura. El total de personas en la candidatura con cargos directivos en el Estado, el Gobierno o el PCC ronda el 13 por ciento.”

 

La representatividad por sectores, podemos ver que queda sumergida en el maremágnum de un control al interior del proceso de escogencia, solo superado por el hecho real que la Asamblea a en su reglamento (Art. N° 1) recoge lo señalado en la Constitución del País, el órgano supremo de Poder es el Partido Comunista, liderado por su Buró Político

Raúl Fernández Rivero.

 

*Datos estadísticos tomados de: “Asamblea Nacional, representación popular y socialismo: así es la nueva legislatura por dentro”

Ariel Dacal Díaz y Julio Antonio Fernández Estrada

(1) El ABC legislativo.

(2) Reglamento de la Asamblea Nacional? de Cuba

Deja un comentario