STC
Solidaridad de Trabajadores Cubanos

Principal

         
 

QUÉ ES LA STC?

 

INDICE

 

1-    Introducción……………………………………………………………

2-    ¿Quiénes somos?.................................................................................

3-     Principios y valores …………………………………………………...

4-    Objetivos Fundamentales …………………………………………....

 

 

 

 


 

 

  1.- INTRODUCCIÓN

 

 La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) nace en el seno de la clase obrera y de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) conformada por dirigentes sindicales surgidos del proceso insurreccional contra la dictadura militar de  Fulgencio Batista con el objetivo de renovar y darle contenido humanista, democrático, nacionalista y social a la organización obrera y a la sociedad.

          A pesar de las exigencias, dificultades y complejidades de la acción, en la primera etapa de la revolución y al instalarse el proceso represivo de la dictadura castro-comunista, la STC ha realizado permanentemente su acción en una  triple dimensión: de representación y acción  de los intereses, derechos, reivindicaciones y aspiraciones de los trabajadores; de organización, acción y prestación de servicios a los trabajadores y de elaboración de un PENSAMIENTO PROPIO sobre la sociedad que queremos y el papel del movimiento obrero frente a los trabajadores y  en la sociedad. Era una necesidad del proceso revolucionario que fue castrado por la imposición castro-comunista, es una exigencia del presente y del futuro de la clase trabajadora y de Cuba.

En su VI Congreso realizado en Santo Domingo del 19 al 22 de marzo de 1995, con la participación de cuadros militantes de las diferentes delegaciones de nuestra organización, incluida la del interior de la Isla, el Congreso elaboró sobre los temas que constituyen la matriz de la STC.

En el VII Congreso realizado en Tampa, Florida, del 10 al 13 de diciembre de 1998 y en el VIII Congreso realizado en Santo Domingo, República Dominicana, del 7 al 9 de diciembre 2002, se reformaron y reactualizaron la Declaración de Principios, valores y los Estatutos. 

En el IX Congreso realizado en Miami, Florida  el 10 de Octubre de 2009 y  en el XIII Consejo, realizado en Santo Domingo, República Dominicana,  el 19 de marzo de 2010, se reformaron y reactualizaron los Principios, Valores y los Estatutos..

 

Inicio de Página

 

2.- ¿QUIÉNES SOMOS?

 

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) es una expresión organizada del pensamiento y la acción del Movimiento de los Trabajadores Cubanos que históricamente han actuado en la Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC), los gremios, las asociaciones, colegios técnicos y profesionales y se ubica y desarrolla sus actividades sindicales al margen de toda filiación, dependencia o compromiso partidista.

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) inspira su credo y accionar en los valores y exigencias de la Persona Humana como tal, asumiendo el principio martiano de que “La ley primera de la República sea el culto a la dignidad plena del hombre”.

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) representa y agrupa dentro y fuera de Cuba a los trabajadores agrícolas e industriales, empleados públicos y privados, trabajadores del conocimiento, del arte, la cultura y la intelectualidad, de la salud, profesionales y técnicos, tanto asalariados e independientes, así como jubilados y pensionados que teniendo conciencia de clase trabajadora y asumiendo los principios, valores y objetivos fundamentales de la organización están en disposición de actuar “Por Cuba y los Trabajadores”.

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) se define como una organización de cuadros militantes democráticos del Sindicalismo Independiente de Cuba, que con conciencia patriótica y de clase trabajadora están comprometidos activamente con Cuba y por los derechos, el progreso y el bienestar de la clase trabajadora.-

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) identifica sus raíces históricas en el marco de los aportes y la lucha permanente aún inconclusa a favor de los ideales, principios y valores que dieron origen y conforman la nacionalidad cubana expresada por el accionar de Félix Varela, Carlos Manuel de Céspedes, José Martí, Máximo Gómez, Antonio Maceo, Mariana Grajales, Ignacio Agramonte y demás próceres que hicieron posible la Patria Cubana y cuantos posteriormente han contribuido a honrarla y engrandecerla.

SOLIDARIDAD DE TRABAJADRES CUBANOS (STC) reconoce como sus precursores y fundadores a los trabajadores que conformaron nuevas generaciones de dirigentes sindicales, gremiales, profesionales y técnicos  que lucharon contra las dictaduras por el  establecimiento de gobiernos que tuvieron un carácter constitucional, legítimo, democrático, social, nacionalista e independiente.

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) tiene sus antecedentes históricos y orgánicos en el Frente Humanista, conformado por esa nueva generación de dirigentes surgidos de la lucha revolucionaria, con el objetivo de integrar una Confederación de Trabajadores de Cuba que diera forma pragmática y fuera genuina expresión organizada de los ideales, valores, intereses y aspiraciones del Movimiento Obrero Cubano.

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) fue fundada en Venezuela en 1964 y cuenta con delegaciones en Cuba y en otros países.  Internacionalmente estuvo afiliada a la Confederación Mundial de Trabajo (CMT) y a la Central Latinoamericana de Trabajadores (CLAT).  Actualmente goza del reconocimiento de las organizaciones de la Confederación Sindical Internacional (CSI),  del Consejo de Trabajadores del Caribe (CTC) y de otras instituciones internacionales.

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) inspirada en nuestra concepción humanista, nuestras raíces y valores nacionales, el ejemplo y esforzada lucha de nuestros fundadores y precursores y en los ideales, valores y aspiraciones de la clase trabajadora fundamenta la elaboración de su pensamiento, su toma de posiciones, la realización de sus acciones colectivas y la conducta personal de sus miembros, en los siguientes principios y valores.

Inicio de Página

 

 

3- PRINCIPIOS Y VALORES

 

LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

Toda PERSONA HUMANA es un ser de necesidades, aspiraciones y libertades, sujeto de derechos y deberes, dotado de inteligencia y voluntad, responsable de su crecimiento, liberación y desarrollo, protagonista y sujeto de la historia y está destinado a buscar la verdad, el bien y la felicidad.

El trabajador  y  la trabajadora,  como personas humanas, están  investidos de una inviolable  dignidad trascendente, con derecho a procurar su realización personal y comunitaria, a través de la educación, el trabajo y la acción  social y colectiva, y merecen respeto a la vigencia plena de todos sus derechos y deberes. 

EL TRABAJO

Es el medio de realización personal del SER HUMANO. EL TRABAJO como expresión directa del esfuerzo físico e intelectual tiene un valor creador, superior al capital, a la tecnología y a la organización del Estado

EL TRABAJO es la dimensión más dignificante del SER HUMANO, es la expresión de su libertad creadora y la clave esencial de la problemática social. El derecho al trabajo es la fuente primordial del desarrollo económico, social y cultural de los pueblos. No es una mercancía, no debe estar sometido a la Ley de la oferta y la demanda.

LA LIBERTAD

Toda PERSONA HUMANA tiene el derecho natural de ser reconocido como un ser libre y responsable. El derecho al ejercicio de la libertad es un atributo inseparable e irrenunciable de la DIGNIDAD intrínseca del SER HUMANO.

LA IGUALDAD

Todos los SERES HUMANOS son IGUALES en DIGNIDAD, en consecuencia, el trabajador y la trabajadora deben tener los mismos derechos, deberes, expresados social y jurídicamente con las mismas oportunidades y posibilidades políticas, económicas, sociales, culturales, científicas y tecnológicas.

LA VERDAD

Constituye una referencia ética fundamental para las relaciones humanas y sociales. LA VERDAD debe ser la base fundamental de la expresión plural dentro de la sociedad.

LA ÉTICA

Es el conjunto de normas morales que regulan las relaciones y actividades humanas, personales y sociales. LA ÉTICA  tiene la misión de promover la humanización en toda cultura.

LA FAMILIA

Es el núcleo básico que constituye el fundamento de la sociedad. Es donde el SER HUMANO comienza su desarrollo personal, su vivencia comunitaria, su proceso de integración y su compromiso solidario con la sociedad. Es un elemento clave para la formación, consolidación y desarrollo de la identidad cultural del ser humano, del pueblo y de la nación.

EL BIEN COMÚN

Es el conjunto de condiciones dignas, políticas, sociales, económicas, culturales y morales que permiten a la PERSONA HUMANA y a la comunidad su más pleno desarrollo integral, material y espiritual, sustentable y sin exclusiones a través de la solidaridad y la ayuda recíproca.

LA JUSTICIA

Es pilar de la convivencia humana, un poder fundamental de la estructura estatal y social, y del funcionamiento correcto de las instituciones públicas y privadas.

JUSTICIA SOCIAL

Tiene como base y fin la primacía el Bien Común e implica que moralmente cada Ser Humano debe contribuir a la sociedad de acuerdo a sus capacidades y posibilidades, y recibir de acuerdo a sus necesidades y aportes.

LA SOLIDARIDAD

Es un valor básico  de la dimensión social del SER HUMANO. Es la capacidad de dar más  de lo que corresponde por exigencia de la ley  y la justicia social.

Es un atributo fundamental  de la convivencia y acción de la familia humana, un principio fundador del Movimiento de los Trabajadores, un testimonio, compromiso concreto y superador de las mentalidades individualistas.

LA SUBSIDIARIDAD

“El principio de subsidiaridad que obliga a las personas e instituciones con mayores posibilidades, a apoyar y asistir a las personas que tienen mayores limitaciones para desarrollar sus potencialidades. La equidad como esencia para la estabilidad democrática, que logra un nivel satisfactorio, cuando se combinan de forma optima los principios de auto responsabilidad, solidaridad y subsidiaridad.”

LOS DERECHOS HUMANOS

Son el conjunto de atribuciones inherentes a todos  y cada uno de los seres humanos por el hecho de su intrínseca dignidad y reconocidos política y jurídicamente sin exclusiones.

Los DERECHOS HUMANOS individuales y sociales son indivisibles, constituyen un marco coherente con la integridad de los seres humanos.

Sustentamos la Carta Internacional de los Derechos Humanos, las Declaraciones y Convenios de la OIT y La Carta  de los Derechos de los Trabajadores y de los Pueblos.

LA PAZ

Es un bien indispensable para la vida y la convivencia humana. La construcción de la paz descansa en la verdad, la justicia, la justicia social, la libertad, la solidaridad y el amor, y es tarea permanente de todos los seres humanos y específicamente de los trabajadores.

LA DEMOCRACIA

Es el sistema y régimen de gobierno que garantiza la oportunidad del ser humano de participar responsablemente en todas las actividades para realizar su propio destino y el de la sociedad a la que pertenece.

Encuentra su plena realización a través del pueblo política y socialmente organizado y la presencia activa de cuatro requisitos  indispensables: la libertad política y personal así como la democracia económica y social, animados por los valores éticos de la libertad, la verdad, la justicia, la justicia social y la solidaridad.

LA AUTONOMÍA E INDEPENDENCIA

Es una condición por medio de la cual los SERES HUMANOS, las naciones y las organizaciones que la integran, asumen la capacidad de dirigirse por sí mismos.

Un Movimiento de Trabajadores debe ser autónomo frente al Estado e independiente de los gobiernos, los partidos políticos, los empleadores, las iglesias o cualquier otro centro de poder externo.

LA ECOLOGÍA

La protección del medio ambiente y de la naturaleza y el aprovechamiento racional de todos sus recursos, constituye el espacio vital y son un factor clave para la preservación de la vida y el desarrollo de los seres humanos. El progreso debe ser promovido en armonía con la preservación del medio ambiente.

El cuidado de los recursos de la naturaleza y del medio ambiente es un compromiso solidario de las generaciones presentes con las futuras.

LA UNIDAD

Es un principio que debe guiar la actividad de las organizaciones de los trabajadores para dar respuesta a sus problemas, necesidades y aspiraciones, y constituir el poder social a fin de realizar las transformaciones necesarias al logro de una sociedad libre, justa, solidaria, progresista y democrática, reconociendo la diversidad y el pluralismo.

Inicio de Página

 

 

 

4- OBJETIVOS FUNDAMENTALES  DE LA STC

 

La Solidaridad de Trabajadores Cubanos (STC), actúa para apoyar y lograr la transformación del sistema y la estructura actual del Estado, entendiendo que el destino del pueblo y la Nación es responsabilidad de todos y cada uno de los cubanos sin exclusión. El pueblo cubano tiene el derecho y el deber de decidir y construir su propio destino sin injerencias de ningún estado extranjero.

Aspiramos a la democratización del Estado, el Gobierno y la sociedad cubana, dentro del marco de un Estado Social de Derecho, política e ideológicamente democrático, pluralista, civilista, socialmente justo y solidario, por medio de un proceso gradual, pacífico, consciente y deliberado de aperturas, cambios y transformaciones que sean transparentes para todo el pueblo, en lo político, económico, social y cultural.

Aspiramos a una sociedad en la que todos y cada uno de los cubanos puedan realizarse en libertad, justicia y solidaridad, y sea la PERSONA HUMANA centro y protagonista del  proceso de transición, convencidos de que “la Patria es de todos” y el futuro debe basarse en el respeto a la diversidad, pluralidad y autodeterminación del pueblo.

Aspiramos a alcanzar una sociedad sin privilegios de clase, raza, color, sexo, religión o afiliación política. Esta justicia significa igualdad de todos ante la ley y de oportunidades para cada uno de los cubanos .Inspirados en los principios del Humanismo Integral y solidario, nuestros objetivos fundamentales son los siguientes:

·       El respeto a la dignidad de la persona humana y a sus derechos universales inalienables e indivisibles. El SER HUMANO tiene que ser respetado, defendido, protegido y auspiciado por todos y por la propia comunidad constituida en ente jurídico: el Estado.

 

·       La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) lucha por establecer y hacer respetar el derecho a la vida, la libertad, a la igualdad, a la justicia, a los bienes materiales y espirituales que produce la civilización a nivel nacional e internacional, al trabajo, a la educación, a la salud, a la alimentación, a la vivienda, a la seguridad personal, a la libertad de expresión y de información, a organizarse y asociarse libremente, y a la participación libre, responsable y protagónica, en todos los procesos organismos económicos, sociales, culturales y políticos de la sociedad.

 

 

·       Para la SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) no puede haber proyecto eficaz y útil para enfrentar la problemática económica, social y política si no se fundamenta en la situación de la comunidad del trabajo, en sus exigencias y necesidades. El Movimiento de los Trabajadores demanda las condiciones para su promoción y poder satisfacer, mediante su trabajo creador, sus necesidades intelectuales, materiales, físicas, emocionales y morales.

 

·       La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) reclama el derecho fundamental de los trabajadores a la sindicalización y a un reconocimiento del sindicato como los verdaderos representantes de la  comunidad de los trabajadores y con los caracteres con que fuera definido en el derecho social cubano: de derecho público, único, autónomo, democrático y apartidista

 

 

·       La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) lucha por  el establecimiento de un Estado Social de Derecho que reconozca el conjunto de deberes y derechos mediante el cual se lleva a cabo la relación entre las personas y las instituciones dándole prioridad a las personas. Donde existan las formas reales de participación democrática del pueblo, tanto en la toma de las decisiones, como en su implementación y ejecución y en la fiscalización del resultado de las mismas, en lo económico, social, político y cultural.

 

·       La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) aspira  a alcanzar un modelo de Economía Solidaria, mixta y orientada a un desarrollo integral y sustentable, donde la promoción social de los trabajadores y el pueblo, sea el eje estratégico de la misma y el Bien Común de la sociedad el fin específico. En el marco de una justicia social que tenga como base y fin la primacía del bien común. Un modelo que requiere los mecanismos que garanticen la responsabilidad social y pública del Estado, los empresarios y los trabajadores, para lograr el progreso de la nación y la  satisfacción plena de las necesidades de sus ciudadanos.

 

 

·       En la SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC)  aspiramos a una protección social universal, integral, participativa, solidaria y subsidiaria para todos y cada uno de los cubanos, combinando de forma óptima los principios de auto responsabilidad, solidaridad y subsidiaridad.

 

·       Para la SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) todo cubano tiene derecho a la educación del más alto nivel académico, para promover el desarrollo humano, la convivencia civilizada y la paz social, por medio de una instrucción pública gratuita hasta los niveles superiores, dentro de un sistema plural basado en la igualdad de oportunidades en razón de méritos y capacidades, reconociendo el derecho de crear centros docentes ajustados al interés social y público.

 

·       Para la SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) todo cubano tiene derecho a la mejor salud física y mental posibles, garantizándoles que los servicios de salud pública, preventiva, curativa y de rehabilitación, sean asequibles a todos los ciudadanos, con una atención profesional  digna que reafirme  el sentido humano de la medicina.

 

 

·       Para la SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) la protección del medio ambiente y de la naturaleza, con todos sus recursos, que constituyen el espacio vital y un factor clave para el desarrollo del SER HUMANO, y específicamente del trabajador y su familia, requieren de una protección y un uso racional de los mismos.  La preservación de estos recursos y del medio ambiente es un compromiso solidario que las generaciones presentes tenemos con las del futuro.

 

 

Inicio de Página


 

 

ACLARAMOS:

Que teniendo en cuenta que el sistema, régimen y gobierno totalitario que existe en Cuba, no permite manifestarse ni organizarse a ninguna expresión que no sea la oficialista, los trabajadores cubanos que sostenemos las ideas revolucionarias democráticas estamos actuando organizadamente desde 1964 en la SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) para expresar nuestro pensamiento, luchar por nuestros ideales convencidos que históricamente es el camino para la liberación y desarrollo de los trabajadores y el pueblo cubano.

 

CONVOCAMOS

A todos los trabajadores cubanos, cualesquiera que sea el lugar donde viven y trabajan para incorporarse a esta acción que ha sido y es la lucha permanente del pueblo y los trabajadores cubanos por la libertad, la democracia, la justicia, la solidaridad, la independencia y liberación nacional.

 

Inicio de Página