CRÓNICA (8) 07 DE JULIO 2017 Año del Bravo Pueblo de Venezuela LA JUSTICIA ARRODILLADA Y LA BARBARIE DESATADA

Estimados amigos y relacionados, lectores todos: Hoy he vuelto a mis andanzas, de escribidor de las que llamo crónicas, que revelan muchos de mis criterios personales acerca de lo que está sucediendo ahora mismo en Venezuela que si no fueran tan dramáticos los hechos de este infausto proceso, pudiera pensar que es una película del Oeste de las tantas que vi en mi niñez y adolescencia. Por vez primera llamaré  por sus nombres  y apellidos a los actores de esta tragedia porque es sano que se conozcan.

 Al entrar en el mes de julio, estaba seguro de que sería un mes muy caliente porque en él se recogen fechas muy connotadas, y porque además la oposición y la disidencia, iban creciendo como la espuma, mientras el gobierno sigue incrementando su criminal represión, que cada vez más lo desnuda como lo que es; una dictadura monda y lironda, que  por sus acciones erráticas se aísla del concierto de las naciones libres y democráticas, que ahora sí; van despertando a la realidad de un país que en manos de unos cuatreros civiles y militares, está a punto del colapso gracias al llamado Socialismo del Siglo XXI que aún ni ellos mismos saben de  qué se trata y con el padrinazgo del gobierno de Cuba Con el fin del mes de junio el ambiente se caldeaba con la pública disidencia de la Fiscal General de la República, Dra. Luisa Ortega Díaz, quién de forma bizarra, enfrentó al espúreo Tribunal Supremo, y se negó de plano a acatar sus decisiones, por lo que fue imputada de faltas graves y no sé cuántos delitos más para someterla a un antejuicio de mérito por ante el alto tribunal. Sin embargo, la “criadita les salió respondona” no solo no se prestó a la farsa de la judicatura mayor sino que el día señalado para el evento (4 de julio) no compareció ante el pleno de la magistratura, y en rueda de prensa esa mañana, demostró con pelos y señales la naturaleza apócrifa de los magistrados que siguiendo órdenes superiores acudían a desfenestrarla. Sus palabras finales fueron: – “No acepto ningún dictamen del TSJ y desconozco sus resoluciones”. En el mismo conciliábulo de la plenaria nombraron a una  Vicefiscal, magistrada también la Dra. Katherine  Harrington quién supuestamente  sucedería a la Fiscal General, anoten que fue la fiscal que condenó a Leopoldo López  y antes a la jueza Afiuni.  La Fiscal  ya había dicho en su rueda de prensa: “- Es una jugada cantada”. Debo señalar que el acto indigno y anticonstitucional del TSJ convirtió en una porqueriza, la majestad de lo que debiera ser la cumbre del Poder Judicial venezolano, pero como se han convertido en el brazo ejecutor de este gobierno, lo que produce es vergüenza, dentro y fuera del país, por eso decimos es una justicia arrodillada. Ver para creer.

 Y llegó el 5 de julio donde se cumplieron 206 años de la firma del Acta de Independencia de esta Nación y se iniciaron los actos  a que ha lugar por esta efemérides. En primer lugar señalamos que a primeras horas de la mañana el vicepresidente ejecutivo Tareck  el Aissami acompañado del ministro de la defensa, el General Vladimir Padrino López, el ministro del interior general Néstor Reverol, sus respectivas cohortes y decenas de sus acólitos oficialistas , con consignas y pancartas penetraron en el salón elíptico que guarda la urna donde reposa el Acta de la Independencia y realizaron un acto sin haber notificado a la Junta Directiva del Parlamento, acto que  terminó con una arenga al pueblo invitándolo a presentarse en ese lugar, “que les pertenece”. Más tarde comenzó la sesión solemne que como cada año tiene lugar en el Palacio de las Leyes, que esta vez tuvo como oradora de orden a la ilustre historiadora Inés Quintero, quién ofreció un magistral discurso que de seguro hará época en esta nueva historia que se escribe, recibiendo un prolongado aplauso de los asistentes, que fueron los diputados en pleno con invitados especiales del país y del extranjero y el cuerpo diplomático. El presidente de la Asamblea Dr. Julio Borges, invitó a los diputados para la sesión ordinaria ya convocada que a continuación se realizaría en el hemiciclo de la Legislatura, salón contiguo al del acto realizado. Cuando los Diputados se trasladaban hacia el otro salón, hordas de colectivos, que habían traspasado las verjas de entrada, con la complicidad de la Guardia Nacional, que custodia el Palacio Federal, arremetieron de forma violenta contra los allí presentes intentando fracturar las puertas de madera para penetrar en los recintos. Provistos de toda clase de armas cuchillos cabillas, piedras etc. etc., que dejaron un saldo de 8 diputados y 7 trabajadores del Parlamento, heridos, habiéndoles robado incluso, instrumentos de trabajo, a varios periodistas que cubrían los hechos. Y qué hacía la Guardia Nacional  mientras tanto?   Nada, bajo la mirada impasible de su jefe  el Coronel Bladimir Lugo, profusamente captado por las cámaras y teléfonos de los agredidos, observando el brutal hecho sin decir ni pío. El mundo entero se ha conmocionado con esta locura fanática de los matones a sueldo del régimen que en una fecha tan señalada, han sido capaces de mancillar la solemnidad de tan histórica conmemoración.

Queridos amigos esta es la barbarie desatada; o no?

 Entre tanto se celebraba en la gran Ave. de  Los  Próceres, el pomposo y carnavalesco desfile militar, mostrando el equipamiento de las fuerzas en que se apoya el peor gobierno de la Historia de Venezuela y no faltaron las estridentes arengas y llamados a la fraudulenta Constituyente, que el presidente Maduro ha convocado, a la que se opone el 85% de la población.

Y para coronar esta semana  la nueva y falsa Vicefiscal intentó tomar posesión en la Fiscalía General ya dos veces, pero la Fiscal General y su leal equipo, no le permitieron entrar en la sede.

La guinda de este pastel es hoy, la Declaración de la Conferencia Episcopal venezolana, que en boca de su Presidente Monseñor Diego Padrón que con la suavidad de   un  afilado estilete  condenó de manera definitiva la pretendida Constituyente.

Por último el próximo día 16 de julio día de la Virgen del Carmen, como en Fuenteovejuna; “todos a una”, a votar en el Plesbicito contra la que ya denominan la  prostituyente  y a asumir la hora 0.

 Aquí estamos y aquí seguimos

Pedro Pérez Castro

07, de julio de 2017

Deja un comentario